lunes, octubre 30, 2006

Grandes mejoras con pequeñas intervenciones

Una de las mayores prioridades a la hora de acometer la reforma de una casa es, siempre, el estado de las instalaciones internas. De nada sirve colocar azulejos nuevos en la cocina o el baño sobre la fontanería antigua o invertir en una cara pintura lisa si dejamos debajo la instalación eléctrica desfasada. Es un maquillaje que durará muy poco. En breve habrá que picar para cambiar las instalaciones y echaríamos a perder el trabajo realizado y el dinero invertido.
Sin embargo, es cierto que, a veces, con pequeñas intervenciones exteriores, podemos conseguir grandes cambios, al menos estéticos. Estas son las que tienen más éxito:

-Más espacio:

  • suprimiendo un tabique, o parte de él -por ej. en arco o en dintel recto- si hay complicación con las instalaciones, para unir dos habitaciones o eliminar un pasillo.
  • Instalando una puerta corredera empotrada en lugar de una abatible. También puede ser una corredera exterior, utilizando la misma hoja que tenéis colgada sobre un rail y tapada con una galería que ya venden preparada.
  • incorporando la terraza que no se usa (esta intervención es más complicada y merece un post detallado aparte que, además, le debo a Pepe).

-Más luz:

  • sustituyendo un tabique de ladrillo por uno de pavés transparente.
  • Cambiando el color de la pintura por cremas o amarillos.
  • Utilizando recursos decorativos como tapicerías de colores claros y espejos frente a las ventanas o entradas de luz para la que la reflejen y distribuyan.

- Más actual:

  • Lacar esas antiguas puertas de sapelly en blanco y cambiar los pomos por modernas manivelas. Aprovechar para cambiar también el rodapié por otro blanco.
  • Cambiar la encimera, las puertas y/o los tiradores de los muebles de cocina.
  • Colocar suelo flotante laminado sobre el terrazo o el parquet desfasado.




0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home