martes, febrero 14, 2006

¿Por qué ya no se hacen pisos con terraza?

Seguro que os habéis fijado que las nuevas casas que se construyen en nuestras ciudades ya no tienen terraza sino mirador.
A partir de la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1997 los proyectos de edificación residencial de nueva planta comenzaron a abandonar el empleo de grandes terrazas, que se han quedado como vestigios de edificaciones propias de décadas anteriores.
La razón es que las nuevas ordenanzas potencian la aparición de miradores acristalados. Un metro cuadrado de mirador no computa a efectos de edificabilidad, es decir que es una superficie extra que se le permite construir al promotor y venderla a precio de vivienda, mientras que un metro cuadrado de terraza supone perder un metro cuadrado habitable y no se vende a precio de vivienda. Al precio que está el metro la elección está clara.
Con este Plan, entre otras cosas, el Ayuntamiento solucionó el cerramiento anárquico de terrazas que se venía produciendo y que, como todos sabemos, ha llegado a suponer un descalabro estético considerable en las fachadas madrileñas.
Parece que con esto el asunto queda zanjado porque ya no habrá huecos susceptibles de ser cerrados de las maneras más inverosímiles, pero ... ¿qué pasa con los que aún quedan?. Os lo cuento en mi próximo post.

4 Comments:

Blogger pepe said...

Yo si que tengo terraza, pero solo la uso para tender la ropa en verano. La verdad es que preferiría que el salón de mi casa tubiése los metros extras de la terraza a tener la propia terraza - tendedero.

1:34 p. m.  
Blogger sara peláez said...

Es lógico. Ni tenemos tiempo de salir a sentarnos a la terraza ni podemos disfrutarla por la contaminación y el ruido. La única pena son las plantas, pero siempre podemos tenerlas de interior.
Por si algún día quieres cerrar la tuya me gustaría que leyeras los próximos posts. Espero que te gusten.

9:49 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

No me parece mal que se prohiban las terrazas, pero teniendo en cuenta que los miradores son auténticas lupas, seria conveniente que obligaran a los constructores a ponerles persianas de obra. Si la pone el comprador le cuesta mucho más cara y estamos en el mismo problema que se trata de evitar, unos con persiana otros sin ellas e incluso entre las colocadas distintas.

7:13 p. m.  
Blogger sara peláez said...

Hola Anónimo, gracias por tu comentario. En este caso, aunque parezca mentira, es que la normativa municipal prohibe -por seguridad- la instalación de persianas en los paramentos exteriores del mirador, considerados como cuerpos salientes. (www.munimadrid.es, normativa municipal, art. 6.619, N-1). El problema como tu bien dices es que posteriormente a la entrega los propietarios las colocan unos por dentro, otros por fuera y al final estamos en lo mismo.

6:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home